Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

TU PIEL RADIANTE CON VITAMINA C

Publicado en1 Mes hace por

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas todas esas reuniones en las que nos encantaría tener muy buena cara. Uno de los aliados perfectos para ello es la Vitamina C. Es una vitamina hidrosoluble, presente de forma natural en nuestro organismo y con múltiples beneficios.

En la piel se encuentra en muy baja concentración, ya que de lo que ingerimos en la dieta llega una parte muy pequeña. El principal motivo es su alta inestabilidad: se oxida muy fácilmente destruyéndose en la preparación y conservación de los alimentos. De modo que para ver sus efectos es importante su uso diario y su buena formulación.

La piel con déficit de Vitamina C está apagada y sin vitalidad, ya que se deterioran las uniones entre las células, se reduce el tejido conectivo y la barrera epidérmica no funciona correctamente.

¿Cúales son los beneficios de la Vitamina C?

Alto poder Antioxidante: inhibe la acción destructiva de los radicales libres formados principalmente como consecuencia del tabaco, alcohol, polución y radiación solar. Disminuye el daño celular producido por la radiación UV. (Visita nuestro blog sobre Fotoprotección).

Luminosidad inmediata, acción antiinflamatoria y descongestionante.

Su uso tópico Estimula la Síntesis de Colágeno y con ello la Firmeza y Elasticidad de la piel. Así mejoran mucho las arrugas superficiales y la textura de la piel.

Acción Exfoliante, Unifica el Tono, con lo que se utiliza como complemento en tratamientos antimanchas ya que además disminuye la síntesis de melanina (inhibe la tirosinasa).

Tiene un excelente perfil de seguridad y no produce manchas en la piel.

¿Para quién está indicada la Vitamina C?

Para todo tipo de pieles a partir de los 30 años.

Para pieles apagadas y sin luminosidad: fumadores, post tratamientos médicos, mala alimentación, estrés, cansancio, falta de sueño, etc.

Si tienes Manchas en la piel o una piel dañada por el sol.

Para cualquiera que quiera ver su piel radiante a diario, como complemento de otros tratamientos.

¿Qué producto escojo?

Esto dependerá del efecto que queremos conseguir. Si buscamos únicamente luminosidad será suficiente con una crema o gel crema, según el tipo de piel. Si necesitamos un efecto más intensivo, obtener más vitalidad y acción antienvejecimiento, optaremos por los sérum más concentrados o las ampollas. Tanto de día como de noche, ya que el colágeno se regenera fundamentalmente de noche.

Muchos dermatólogos combinan la Vitamina C de día con un producto con Ácido Retinoico o Retinol de noche o un Ácido Glicólico u otro AHA (Alfa Hidroxi Ácido ) ya que éstos últimos aumentan la penetración de la Vitamina C.

Utilizaremos siempre un Factor de Protección Solar 50+ por la mañana dado el efecto exfoliante que hemos comentado.

Nuestros Favoritos Con Vitamina C:

Para un efecto luminoso nos gusta mucho el C-Vit de Sesderma, en versión sérum y crema. Si queremos más intensidad, las ampollas de C-Vit.

Una formulación mucho más antioxidante es el Flavo-C de Isdin de su línea Premium Isdincéutics. Además de un 8% de vitamina C estable durante 10 horas contiene Ginkgo, potente antioxidante y alto poder antienvejecimiento. Y si prefieres las ampollas, la gama acaba de incorporar Ultraglican Melatonin con 5% de vitamina c estable y Melatonina, eficaz efecto antiedad para la noche, que completaremos con Flavo-C Ultraglicanos, su ampolla de día de Vitamina C de estupenda absorción muy hidratante por los preproteoglicanos y ambas para todo tipo de pieles.

Si tenemos poros abiertos utilizaremos antes de la vitamina C Pore Refiner de Bioderma para afinar y el poro y evitar que se deposite en ellos la vitamina C (al oxidarse puede dar un tono oscuro). Además una vez a la semana aplicaremos un exfoliante adecuado para nuestro tipo de piel.

Esperamos que esta información sea de utilidad para vosotros y sobre todo que disfrutéis de su efecto!!! Te esperamos en el siguiente post.

Patricia Bescós Cano.

Farmacéutica .

Menú