Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

¿Cómo adaptarnos al cambio de hora en otoño?

Publicado en1 Mes hace por

¿Preparados para adelantar los relojes este fin de semana? El cambio de hora se hace dos veces al año. Una es en primavera y adoptamos el horario de verano; la otra es en otoño cuando comienza el horario de invierno, lo que significa tener menos horas de luz. El objetivo de adelantar o atrasar las manecillas es aprovechar mejor la luz solar y reducir así el consumo de energía. Sin embargo, este cambio horario acaba afectando a nuestro reloj interno.

Este fin de semana, en la noche del sábado 29 al domingo 30 de octubre a las 3.00 serán las 2.00 horas. Este cambio de hora siempre se hace el último domingo de octubre. Al retrasar el reloj, dormiremos un hora más. Notaremos más la luz por la mañana, pero por la tarde, tendremos una hora menos de luz.

Con el cambio de hora, es posible que durante los primeros días te encuentres más cansado de lo normal. Además, te costará conciliar el sueño, lo que significa que te costará más madrugar. Esta situación es normal ya que nuestro organismo se debe adaptar al nuevo horario. Normalmente, necesitaremos un par de días, aunque hay personas que les cuesta más adaptarse al horario de invierno y, por tanto, el cansancio, el insomnio o la irritabilidad, entre otros síntomas, pueden durar hasta dos semanas.

Para sobrellevar de la mejor forma el cambio de hora en otoño, desde Farma te cuida te dejamos una serie de consejos. ¡Apunta!

Consejos para adaptarse al cambio de hora

Ajustar el horario de sueño. Al principio, te costará más conciliar el sueño por lo que te dormirás más tarde. El problema es que el despertador seguirá sonando a la misma hora. Los primeros días estarás cansado. Poco a poco te irás haciendo al horario. Intenta acostarte y levantarte a la misma hora. Lo ideal es aprovechar estos días previos para ir adaptando el horario.

Comida. Algo parecido pasa con el horario de comidas. Al principio podrás comer o cenar media hora antes y después ir reduciendo esa diferencia a 15 minutos. Cuando te quieras dar cuenta ya te habrás adaptado el nuevo horario. 

Evita dormir siesta. Por muy cansado que estés, evita dormir la siesta. Por la noche dormirás mucho mejor y tu organismo se habituará al nuevo horario.

Hacer deporte. Realiza ejercicio físico de forma regular. Te encontrarás mucho mejor tanto física como mentalmente. Además, descargarás tensiones y combatirás el estrés.

Luz solar. Aprovecha al máximo la luz del sol. Si puedes, sal a pasear por la mañana o a media tarde. Te dará energía y estarás de mejor humor.

¡Cuida de tu salud este otoño e invierno con Farma te cuida!

Relacionados

Menú